• 55 3148·4591

  • Capacitación para la transformación digital de las personas.

¿Cómo enseñar, aprender y vivir en la nueva normalidad?
21 AGO 2020

¿Cómo enseñar, aprender y vivir en la nueva normalidad?

           Share

Iba comenzando el 2020 cuando la pandemia por COVID- 19 trajo consigo medidas preventivas que llegaron como un rayo. El estilo de vida y dinámicas de la sociedad mexicana tuvo que transformarse; el trabajo, la escuela, la empresa tuvieron que comenzar a desarrollarse en casa.

Palabras como home office, “educación a distancia”, “mayor productividad”, entre otras, comenzaron a ser palabras frecuentes, pero ¿cuál es la realidad de muchas mexicanas y mexicanos?

A la educación y a la enseñanza también las alcanzó la “nueva normalidad”. A comparación de antes, en donde habían horarios y espacios definidos para enseñar y aprender, el espacio y el tiempo parecen ahora líneas difusas que son complicadas de percibir, ¿hasta dónde termina y empieza una actividad? ¿En qué momento comienza y termina la escuela?

En mi época de estudiante el camino a la escuela era determinante, quizá todavía lo es. “No sabemos todo lo que pasa en el camino, sin saberlo todos esos factores influyen, les pedimos el 100% en clase pero no sabemos todo lo que ha sucedido en el camino” decía un profesor en ese tiempo. El camino ahora es digital ¿no crees?

La realidad es que al vivir, al aprender y al enseñar se está tratando con personas, con necesidades específicas, sentimientos distintos y capacidades y talentos diversos. Al sortear la educación a veces se trata de aprender conocimientos y habilidades, pero también de “gestión” de emociones y ahí radica no perder el piso: muchas y muchos la estamos pasando no tan bien.

No hay que olvidar que las dinámicas se transformaron, pero al final somos las mismas personas las atravesamos por las incógnitas de siempre.

¿Por qué se torna contraproducente aprender desde una pantalla? Además de reflexionar, también revisemos algunos puntos importantes a considerar en la enseñanza dentro de esta “nueva normalidad”:

1. Sensibilicémonos. ¿Cuál es el contexto específico de cada quien?

En México aproximadamente 39 millones de personas no tienen acceso a una red. Cuando llegó el momento de cambiar la dinámica de enseñanza en el país, una de las principales dificultades fue el acceso a internet. Si bien era importante continuar con las actividades y tareas, no todo el mundo pudo conectarse desde su hogar o un cibercafé.

Para poder conseguir vivir en equilibrio la forma de enseñanza en esta nueva normalidad, es necesario reconocer el contexto en el que van a implementarse estrategias digitales, no sólo una mera copia de dinámicas que, por suerte y dadas las condiciones específicas, si pueden hacerse en otros países. Reconocer lo anterior también implica poder hacer planes que contemplen las necesidades de todas las personas involucradas.

2. Conectarse sin desconectarse. ¿Sesiones largas y tediosas?

Un error bastante común que sigue repitiendose es copiar con exactitud. Si una clase duraba presencialmente 3 horas, entonces ¿el equivalente remoto sería igual? No.

Diana Galindo Sontheimer, directora de Desarrollo y Gestión Académica de la Universidad Anáhuac México, expresa que ningún alumno puede poner atención en una videoconferencia por una hora y media seguida, y una tras otra. En su lugar recomienda las sesiones pregrabadas (micro conferencias) que dan la posibilidad de formar grupos y utilizar metodologías activas a distancia.

Establecer minutas y sesiones planeadas también reducirá lo tedioso que se percibe reunirse, enseñar y aprender en línea, no extenderse tanto es importante. Hay que recordar que es difuso en donde termina y empieza algo, con la escuela en casa es complicado pero es importante la sensación de finalizar una actividad.

3. Comunicación. ¿Cómo sé que mi comunicación es adecuada? ¿Cómo generar una comunicación eficaz en grupo?

En definitiva el aspecto comunicativo es importante. Comunicarse en persona es lo que la mayoría conocemos pero ¿siempre era tan eficaz? Aún sin tecnología, de manera presencial también existían dificultades comunicativas, la tecnología vino a evidenciar otros aspectos pero aún así la comunicación es una habilidad que continuamente se aprende.

En internet existen muchas opiniones e ideas sobre muchas cosas. ¿Por qué escuchar a una profesora o docente? La respuesta es: la asesoría. Cada vez más tiene que personalizarse la enseñanza, más activa, más aplicable. Ese es el reto, que cuando se presente una problemática, algo complejo o difícil de resolver, entonces ahí la guía y asesoría resulta eficaz.

La educación tiene que liberar, hacer crecer a quien se forma, apasionarse mientras se aprende. En la medida en la que como sociedad no perdamos el piso y miremos el entorno que nos necesita es que va a poder transformarse y vivir dicha enseñanza en algo real que puedan ver quienes aprenden, imparten clases y forman parte del proceso.

En general hace falta mucho trabajo, la alfabetización digital sigue en proceso pero que sea para liberar y crecer, no para generar mayor brecha social entre quienes pueden acceder y quienes no.

____________

Referencias:

  • Sin internet por coronavirus: muchos mexicanos se exponen a un confinamiento ‘offline’
  • Los retos que enfrenta la educación ante la pandemia
  • CONSEJO TÉCNICO ESCOLAR - PDF
  • La importancia del espacio para el aprendizaje

Acerca del autor

Comunicólogo y fotógrafo. Escritor y poeta en su tiempo libre. Le apasionan las historias de ciencia ficción. Interés por el viaje, la cultura y el mundo en general. Es empático, alegre, divertido, le gusta bailar y ama el canto. Cree fuertemente en un futuro en donde exista el mismo respeto y justicia por todas las especies animales.


Artículos más vistos

Artículos Recientes
Categorías