Efectividad, tiempo, objetivos y metas
30 NOV 2015

Efectividad, tiempo, objetivos y metas

A veces solemos vivir en un acontecer con diferentes actividades, en algún momento hablamos de la productividad como un gesto de conciencia y valor al tiempo. Pero, ¿qué es esto?

Hoy hablaremos de la sinergia que buscamos o planteamos cuando nos trazamos metas. Es cierto que vivimos una vida planeada y planeamos propósitos con los que que constantemente nos comprometemos para ser mejores personas, esos propósitos involucran una pirámide de roles en donde buscamos destacar... Es aquí la vertiente si los materializamos o solo se quedan en una idea sesgada por la frase más conocida por todos: “No tengo en tiempo”.

Esto me recordó algo que decía un coach, Roberto Gual, “no es lo mismo la dirección que el movimiento”. Es común y seguramente en algún momento te pasó que alguien te hablaba y tú respondiste con un “ando en friega”, “estoy muy ocupado”, etc., etc., etc., Aunque todos sabemos son justificaciones para hacer ver al mundo que estás haciendo algo.

Pero es claro ubicar que la dirección no necesariamente obliga al usuario a “estar en friega”, al contrario nos hace estar enfocados en nuestros diferentes roles y con ello lograr ese equilibrio de vida que a veces podría parecer una panacea.

Hace mucho llegué a pensar que el trabajo era lo más importante, la verdad es que hoy difiero con esa idea y considero que es uno de muchos medios en esta vida. En efecto, el trabajo dignifica al hombre y te confronta en esa creatividad y utilidad por encontrar soluciones en tu área de experiencia.

En un curso de crecimiento humano, tuve la oportunidad de aprender la importancia del tiempo, con un sencillo extracto de un minuto, y créanme que por lo menos me enseñó a respetar la puntualidad y desde ahí cuestionar qué es lo que hacemos con el tiempo y hasta cierto grado qué tan buenos inversionistas somos con este activo.

Ahí entendí que la vida se define por una rueda. Ahí la llamábamos "La rueda de la vida", que está dividida en 7 roles (pareja y familia, profesional, finanzas, recreación, espiritual, salud, amigos/sociedad) y curiosamente eran los mismos que definía Sthepen R. Covey en su libro: Las 7 habilidades de la gente altamente efectiva. A todo esto me viene la pregunta, ¿qué es ser verdaderamente efectivo?, ¿acaso será un tipo de raza o súper hombres? o simplemente una persona efectiva es quien se puede medir o evaluar por los resultados en su vida.

Para esto recuerdo hace unos años, exactamente cuando tenía 17 años, aprendí jugando la naturaleza de planear y entender que todo objetivo se acompaña de metas, también entendí que el objetivo no tiene que ser algo viajado, al contrario fácil y práctico de entender, así como compartirlo con quienes se vuelven cómplices de su realización. Es aquí donde recuerdo una frase: "Cuéntale tus sueños al universo y ahí la complicidad de su materialización", seguramente desvirtúe el dicho, pero en su esencia ese es el mensaje.

Entonces aquí se muestran dos esquemas fáciles de entender: El primero es ubicando una brújula. Así quiero presentar las siguientes metodologías.

La brújula de nuestras pasiones:

- Norte: lo que amo

- Oeste: lo que el mundo necesita

- Sur: por lo que me pagan

- Este: en lo que soy bueno

Y es aquí, en estas 4 vertientes donde encontramos nuestras pasiones y solo así podemos direccionar nuestros objetivos a un entorno de motivación y causa.

Con esto podemos entender que hay 8 prioridades en nuestra vida, aquí ubiquemos la pasión en cada segmento.

Manos a la obra

Aquí vamos hacer nuestra planeación y consiste en 8 objetivos para nuestra vida, para que la realización de los mismos se materialice en lo que esperamos de cada segmento (8). El ejercicio involucrará la alineación de roles en una línea de tiempo a corto, mediano y largo plazo.

Entonces:

1. Objetivo general:¿qué esperas de ese rol y al cumplirlo qué satisfacción o resultado proyectas en tu vida?

2. Metas a corto, mediano y largo plazo: es aquí donde delimitamos cada uno de nuestros objetivos y es una serie de acciones que se van dando en el panorama del tiempo asignado. Ejemplo: corto (1 mes) mediano (2 meses), largo (3 meses).

3. Resultados esperados: sería bueno poner en una lista todos esos resultados o sueños materializados en este rol. Aquí vemos la claridad de la recompensa.

4. Herramientas: siempre una herramienta de seguimiento con un calendario o diario nos permite que esto se convierta en un hábito, de igual manera, evita que abandonemos el proyecto a mitad del camino. Sé creativo pues cada elemento nos dará efectividad en nuestra planeación.

5. Posibles fallas y soluciones preventivas: dentro de la realidad es muy bueno aplicar el hábito de la prevención en cada una de nuestras actividades, entonces el imaginar el panorama y con ello sus fallas nos ayudará a prevenirlas, pero sobre todo, sabremos actuar ante una insistencia.

Estos 5 pasos te ayudarán a que tu tiempo sea efectivo y en muchos casos te darás cuenta que en acciones matas dos pájaros de una pedrada.

Para que lleves un mejor resultado y con ello una planeación efectiva, me gustaría recomendarte algunas herramientas digitales que te serán de utilidad:

· Mapas mentales en línea

· Calendario de actividades y acciones.

· Herramientas en la nube que nos permitan documentar cada uno de nuestros logros.

Siempre que imparto un entrenamiento me doy cuenta que esto tiende a ser complicado, sobre todo cuando estamos acostumbrados a rutinas sin hacer una pausa y preguntarnos el porqué hacemos las cosas. Espero te guste la nota y sobre todo te sea de utilidad para dar paso a la nueva forma de hacer planeaciones efectivas y en conciencia digital.

Conciencia Digital
Acerca del autor

Capacitamos a las personas para la transformación digital en la empresa e integrar las herramientas digitales y la cultura digital a sus diferentes roles de vida para incrementar su productividad.

2021 © Todos los derechos reservados para:Signe360