Inteligencia artificial y programación en la exploración espacial
22 ABR 2022

Inteligencia artificial y programación en la exploración espacial

¿Alguna vez te has imaginado tener evidencia de cómo serían los otros planetas sin arriesgar tu vida?

Todo buen explorador de nuestros días tiene en mente conocer los lugares que están allá afuera, en nuestro sistema solar. Por supuesto, los que quieran explorar el espacio deben tener en cuenta todas las complicaciones que se tienen que superar, como los costos, los riesgos y el hecho de tener que aterrizar en  cuerpos casi desconocidos para los seres humanos.  

¿Y qué pensarías si te dijera que puedes explorar un nuevo planeta como si estuvieras viendo un video en YouTube, con tus propios ojos y con la certeza de que estás frente a evidencias reales y seguras? Todo esto aligerando costos, reduciendo los riesgos de las misiones, eliminando los fracasos y conservando tu vida a salvo. Suena increíble ¿no?

Ahora ¿Qué te parece si te digo que esta idea es posible? Así es, como lo lees, esto ahora es posible gracias a la Inteligencia Artificial y la programación.

Un nuevo conjunto de tecnologías de aterrizaje lunar, llamado Safe and Precise Landing – Integrated Capabilities Evolution (SPLICE), permitirá aterrizajes lunares más seguros y precisos que nunca. Las futuras misiones de la Luna podrían utilizar los algoritmos y sensores avanzados de la NASA, SPLICE, para apuntar a sitios de aterrizaje, como regiones con rocas peligrosas y cráteres sombreados cercanos. 

Las tecnologías SPLICE también podrían ayudar a los humanos a aterrizar en el siguiente gran objetivo de los gobiernos y empresas que quieren explorar el espacio a fondo: Marte.

 

¿Cómo es posible un aterrizaje automático en otro planeta sin un piloto?

 

Aquí es cuando entra nuestra majestuosidad, la Inteligencia Artificial (IA). Una combinación de sensores láser, una cámara, un ordenador de alta velocidad y algoritmos sofisticados le darán a la nave espacial los ojos artificiales y la capacidad analítica para encontrar un área de aterrizaje designada, identificar potenciales peligros y ajustar el rumbo al sitio de aterrizaje más seguro. 

Las tecnologías desarrolladas bajo el proyecto de Aterrizaje Seguro y Preciso – Evolución de Capacidades Integradas (SPLICE) dentro del programa de Desarrollo de la Dirección de Misión de Tecnología Espacial harán posible, por medio de algoritmos sofisticados, que las naves espaciales eviten rocas, cráteres y más obstáculos dentro de áreas de aterrizaje de la mitad del tamaño de un campo de fútbol ya señalado como relativamente seguro.

La elipse de aterrizaje del Apolo 11, que se muestra aquí, tenía 17 por 5 kilómetros. La tecnología de aterrizaje de precisión reducirá drásticamente el área de aterrizaje, permitiendo que múltiples misiones aterricen en la misma región.

Créditos: NASA.

 

Funcionamiento de las tecnologías SPLICE durante un aterrizaje

 

A medida que una nave espacial comienza a bajar de la órbita, enciende su motor y comienza un descenso impulsado hacia la superficie. Durante todo el descenso, el SPLICE DLC a bordo de la nave espacial opera de forma autónoma el conjunto de sensores SPLICE y procesa algoritmos para la navegación, la guía y la detección de peligros para permitir un aterrizaje preciso y seguro. 

El "cerebro" del DLC es un procesador multinúcleo comercial. En los próximos años, el chip del procesador DLC será reemplazado por un procesador más avanzado actualmente en desarrollo por la NASA, llamado procesador de computación espacial de alto rendimiento (HPSC).

El gerente del proyecto SPLICE, Ron Sostaric, revisa el sistema (incluida la computadora de descenso y aterrizaje, el lidar doppler de navegación, la cámara de navegación relativa al terreno y la unidad de medición inercial) en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.

Créditos: NASA/ Robert Markowitz

 

¿Suena de película verdad? Pues no, es pura inteligencia artificial y programación. Si todavía te cuesta un poco imaginarlo, tranquilo, es normal. Te aseguro que yo pase por lo mismo. Por ello me tomé la oportunidad de ilustrar la función de manera gráfica:

1)    La nave espacial comienza a bajar de la órbita

2)     Enciende su motor y comienza un descenso impulsado hacia la superficie

3)     El SPLICE DLC a bordo de la nave espacial opera de forma autónoma el conjunto de sensores SPLICE y procesa algoritmos para la navegación.

 

Muchas veces  los objetivos parecen imposibles de cumplir. Todo cambia cuando logras establecer un procedimiento para llevarlos a cabo, es entonces cuando ya no se ven tan imposibles. 

Ya te habrás dado una idea de cómo es que la inteligencia artificial ha avanzado (sí, como la que tienes en tu celular o tu computadora) y no solo satisfaciendo nuestras necesidades personales, sino también atendiendo las  pretensiones de la humanidad entera. La programación no es la actividad del futuro, sino la actividad del presente y tiene impacto en todas las actividades humanas como nunca antes.


Referencias: 

  • NASA: la tecnología de la nasa permite un aterrizaje de precisión sin piloto.

  • Actualidad Aeroespacial: La nasa desarrolla una tecnología de aterrizaje preciso sin piloto en la Luna o Marte.  

  • NASA: Aterrizaje seguro y preciso: evolución de las capacidades integradas (SPLICE). 

 

Giovanna Grisel   Bonora
Acerca del autor

Egresada de la carrera Ing. En Sistemas Computacionales. Fanática de relacionar cada acontecimiento banal y ordinario en el mundo, para llevarlo a la práctica y estudio tecnológico con el universo. Debido a que me considero una persona interesada por los fenómenos astronómicos; me gusta estudiar la astronomía, desde la perspectiva de la astro-filia dónde llevo a cabo la práctica de la observación y estudio científico, aunque a nivel amateur del cielo y de los fenómenos celestes. Practicante en Divulgación científica y aficionada por el mejor divulgador científico: Carl Sagan.

2022 © Todos los derechos reservados para:Signe360