Tecnología y divulgación del arte: Google Arts & Culture
03 AGO 2021

Tecnología y divulgación del arte: Google Arts & Culture

La enseñanza y divulgación del arte están estrechamente ligadas al disfrute visual de las obras. Sentir el arte, la experiencia de observar y apreciar un cuadro, una escultura, un grabado, etc., es el núcleo que nos permite comprender estas creaciones, los conceptos que se plasman en ellas y los contextos que las generaron.

Por ello, los museos son una pieza fundamental en la educación artística. No obstante, el avance de la tecnología y el cada vez más fácil acceso a internet han favorecido el surgimiento de opciones paralelas a la experiencia presencial de los museos, como los museos virtuales; los cuales han adquirido relevancia debido a la actual emergencia sanitaria.

Entre estas nuevas opciones se encuentra Google Arts & Culture, la apuesta del Instituto Cultural del gigante tecnológico para recopilar en una sola plataforma obras de arte de todo el mundo. Teniendo su génesis en España en 2009 por iniciativa de una trabajadora de la compañía, como una pequeña colaboración con el Museo Nacional del Prado, en 2011 se amplió el proyecto a escala global con la web Google Art Project.

Posteriormente, se fueron añadiendo sitios y funciones hasta que en 2016 fueron reformuladas en una sola plataforma que fue lanzada con el nombre que hoy la conocemos: Google Arts & Culture. En la actualidad, ayuda a la divulgación gratuita de alrededor de 6 millones de imágenes de alta resolución, de obras pertenecientes a las colecciones de más de 2,000 instituciones culturales alrededor del mundo.

La plataforma permite explorar estas imágenes por medio de filtros que las acomodan por categorías:

  • Artistas
  • Técnicas
  • Corrientes
  • Acontecimientos históricos
  • Personajes históricos
  • Lugares del mundo
  • Colecciones
  • Inclusive por fecha y gama de colores 

Asimismo, aunque todas las imágenes son de alta resolución, con la función de Art Camera se pueden apreciar los más mínimos detalles de algunas obras gracias a digitalizaciones de 7000 megapixeles.

No obstante, es posible afirmar que va más allá de la oferta de los museos virtuales: aparte del acceso a las obras y la posibilidad de hacer recorridos virtuales por diferentes recintos –usando la misma tecnología de Google Street View–, ofrece una experiencia digital completa, con contenido elaborado por medio de reportajes donde se abordan temáticas particulares, además de otras funciones interactivas.

Entre éstas, se encuentran videos en 360º y una serie de juegos y actividades interactivas que combinan la tecnología y el arte. Igualmente, la aplicación para móviles ofrece incluso más funciones, como Art Filter y Art Transfer, filtros basados en estilos y obras de arte; Art Selfie, una función que con base en una selfie te muestra a qué obras te pareces; Art Projector, que muestra cómo se ven las obras en tamaño real, entre otras.

Las ventajas que ofrecen los museos virtuales y los recursos digitales como Google Arts & Culture son grandes: en primera, gran accesibilidad, tanto a las obras como a los propios recintos que las albergan, pues permiten recorrerlos en el momento que se desee. Y desde cualquier lugar, lo que facilita la divulgación del patrimonio de numerosos países aunque no se pueda acceder a él físicamente debido a las distancias.

E incluso ayudan a sortear barreras que también pueden surgir en la modalidad presencial, ya que permite ver obras en restauración, y ver muy de cerca las obras, algo impensable en el museo tangible. También confieren libertad, pues dan la oportunidad al visitante de ver el contenido que quiera en el orden que lo decida, sin las imposiciones temáticas a las que sujeta una visita real.

Es necesario señalar que como todo, no se salva de inconvenientes, como el hecho de que existe un sesgo que da preferencia al arte y la cultura occidentales, donde a pesar de haber cierta representación de objetos artísticos de varios países de origen, es necesaria la representación en las colecciones.

No obstante, siendo conscientes de sus limitaciones y usada adecuadamente, representa un importante esfuerzo para la divulgación y la democratización del arte; que permite el acceso e interacción con millones de obras de arte de una manera sencilla y rápida. Además, es una gran herramienta que funciona como complemento a la experiencia de los museos tangibles.

Regina Garnica
Acerca del autor

Historiadora de formación, descubriendo las posibilidades del mundo virtual. De naturaleza curiosa y observadora. Investigadora profesional de trivialidades, catadora exhaustiva de series, coleccionista de juguetes y fotógrafa amateur de bichitos en mis tiempos libres. Creo firmemente que la Historia necesita llegar a todos, y que las herramientas digitales nos ayudarán a tejer redes de conocimiento y entendimiento.

2021 © Todos los derechos reservados para:Signe360